Meditación

La meditación desenmascara nuestros mecanismos de protección, los proyecta en tamaño gigante en la pantalla de nuestra conciencia, nos muestra todo lo que hemos perdido por culpa de esas salvaguardas fomentadas por las convenciones sociales y presiones de todo género.
(…)
Se puede vivir sin pelear contra la vida. ¿Por qué ir en contra de la vida si se puede ir a su favor? ¿Por qué plantear la vida como un acto de combate en lugar de como un acto de amor? Basta un año de meditación perseverante, o incluso medio, para percatarse de que se puede vivir de otra forma. La meditación agrieta la estructura de nuestra personalidad hasta que, de tanto meditar, la grieta se ensancha y la vieja personalidad se rompe y, como una flor, comienza a nacer una nueva. Meditar es asistir a este fascinante y tremendo proceso de muerte y renacimiento. “Biografía de Silencio”. Pablo d ‘Ors

La meditación es una actividad de moda. Desde que John Kabat-Zinn  creó en los años 70 su programa MBSR (Mindfulness Based Stres Reduction) hasta ahora, el interés por esta técnica milenaria no ha hecho más que aumentar. La ha acogido la psicología en las llamadas “terapias cognitivas de tercera generación“, Mindfulness Based Cognitive Therapies  y la neurociencia empieza a poder investigar qué efectos tiene sobre el cerebro.

Los beneficios de la meditación son múltiples, en este artículo la Asociación Americana de Psicología cita los siguientes: disminuir la rumiación y el estrés, mejorar la memoria de trabajo y la capacidad de atención, disminuir la reactividad emocional, dar flexibilidad cognitiva, aumentar el funcionamiento inmunológico. Aunque luego comentaremos sobre la evidencia científica.

¿Qué es la meditación?

Como nos explica Sam Harris, la práctica de “mindfulness of breathing”, atención plena en la respiración,  es muy sencilla de describir y muy difícil de realizar. Como caminar sobre una cuerda, cuyas instrucciones podrían ser: 1.encontrar un cable horizontal que soporte nuestro peso / 2. Ponerse de pie en un extremo/ 3. caminar poniendo un pie delante del otro/ 4. repetir/5. no caerse.   El problema es que no basta con entender lo que hay que hacer, es la práctica y no la comprensión intelectual lo que nos permite hacerlo. De igual forma las instrucciones para meditar podrían ser: 1 Siéntate o estírate en una postura cómoda/ 2. Presta atención a tu respiración / 3.Cada vez que tu mente se distraiga, tráela de nuevo amablemente a la respiración/ 4. Mantén una actitud abierta y de observación sin aferrarte a ningún pensamiento ni sentimiento.

Hay muchos tipos de meditación, mindfulness of breathing  es uno de ellos. Pero me parece muy interesante explorar diferentes técnicas para poder quedarnos con la más adecuada para nosotros.

Evidencia científica.

La evidencia científica respecto a la meditación es un tema espinoso. Yo misma hasta hace poco pensaba que era indiscutible, pero últimamente me he encontrado con algunas críticas al respecto que me han recordado lo importante de mantener siempre una actitud crítica y abierta. Una de ellas es que es muy difícil sino imposible hacer un experimento de doble ciego contra placebo en el mundo de la meditación.  Con esta advertencia en mente, y con la tarea pendiente de indagar más, a nivel personal, creo que vale la pena seguir de cerca, en la medida de lo posible, las investigaciones científicas sobre el tema.

La cantidad de información en la red es tal, que resulta difícil separa el grano de la paja. Voy a listar algunas webs que me gusta consultar periódicamente, la lista no es ni completa ni seguramente la mejor elección, pero me parece una buena referencia porque cumple los criterios de “seriedad” y “alineación” científica que me gusta buscar:

La web de Sara Lazar, Investigadora del departamento de psiquiatría del Hospital General de Massachusetts y profesora de psicología en Harvard Medical School. Estudia el impacto del yoga y la meditación en varias funciones cognitivas y del comportamiento. Como explica en su web, los resultados sugieren que la meditación puede producir alteraciones estructurales en el cerebro basadas en la experiencia. También han encontrado evidencia de que la meditación puede en lentecer la atrofia relacionada con la edad de algunas áreas del cerero. Aquí podéis ver un TED talk en el que explica sus investigaciones. Aquí un artículo dedicado a su trabajo. Y aquí una entrevista en el Washintong Post.

La web de Richard Davidson, profesor de psicología y psiquiatría en la Universidad de Wisconsin-Madison y fundador del “Center for investigating healthy Minds“.  Ha publicado el  libro “The emotional life of your brain“, con traducción al castellano  El perfil emocional de tu cerebro. Claves para modificar nuesttras actitudes y reacciones.  En esta charla explica porqué el bienestar, la eudaimonia, debe ser entendida como una habilidad a desarrollar y no como algo externo que viene dado.

La web de Javier García Campayo, médico psiquiatra en el Hospital Universitario Miguel Servet perteneciente al SALUD, Servicio Aragonés de Salud, y profesor titular en la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza.  Tiene muchos libros publicados:  “Mindfulness. Curiosidad y aceptación“, “Mindfulness y compasión“, “La ciencia de la compasión. Más allá del mindfulness” “Mindfulness y ciencia” entre otros.

La web de Vicente Simón, médico, psiquiatra y catedrático de Psicobiología en la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia. Ha escrito varios libros entre ellos: “Aprender a practicar Mindfulness“, “La compasión: el corazón de Mindfulness“, “Iniciación al Mindfulness“.   Aquí encontrareis el artículo que publicó en el número de la  Revista de Psicoterapia dedicado a Mindfulness de 2016: “Simón, V. (2007). Mindfulness y neurobiología. Revista de psicoterapia, 66(67), 5-30.

Y, una investigadora que he conocido hace poco, que habla castellano y que trabaja en la UOC, es Perla Kaliman, doctora en bioquímica por la Universidad de Argentina. Su trabajo científico se desarrolla en el área del envejecimiento y de los estilos saludables de vida; estudia el efecto de intervenciones comportamentales como la nutrición y la meditación en la regulación epigenética de la inflamación y otros procesos relacionados  en muchas de las enfermedades crónicas. Aquí podéis encontrar artículos sobre su trabajo en el blog del Hospital Clínic de Barcelona.

Varias universidades de España ofrecen formación post universitaria en Mindfulness;  la Universidad de Barcelona, máster  REMIND y curso de postgrado en Mindfulness y Psicoterapia; la Universidad Complutense de Madrid, Programa de experto en Mindfulness en Contextos de salud. En este link se pueden obtener algunas de las tesis doctorales escritas en España sobre Mindfulness.

Finalmente algunos artículos.

 “Cuide su cerebro con un poco de meditación”. Artículo de Mente Y Cerebro Enero 2015.

Articulos del Huffington post sobre los beneficios de Mindfuless.

Numero de la revista TIME, dedicada a Mindfulness.

Mindfdulness en las empresas, La Vanguardia Enero 2017

En resumen, aunque es necesario acercarse a la meditación con la actitud crítica imprescindible, este artículo enumera bien las reservas que suscita,  me parece una técnica suficientemente interesante como parar querer experimentarla en primera persona. Se me puede criticar, no sin fundamento, que yo como meditadora y  atea simpatizante  con la filosofía budista, qué os voy a decir. Eso sería como criticarle a un psicólogo cognitivo conductual que recomiende una terapia cognitivo conductual. Al final, todos compartimos aquello que nos resulta útil. En cualquier caso, lo óptimo es experimentar la meditación en primera persona. Aunque es evidente que el ” a mí me funciona” es un argumento pésimo muy usado por los magufos, nadie puede negar la utilidad de las sensaciones en primera persona; ya sea nadar, abrazar a mi pareja, el té negro, o ver películas de ciencia ficción, si no tiene consecuencias negativas, que “me siente bien” es un argumento poderoso para querer repetir.

Para profundizar más. 

El significado de mindfulness en la tradición budista. Alan Wallace.